Entrevista a Elías Capriles, Instructor del Santi Maha Sangha

El Espejo:¿Cómo abordaste el estudio del Santi Maha Sangha?¿Fue útil tu experiencia académica para tus estudios?

Elías Capriles: Para dar el exámen de la Base estudié bastante y de manera intensiva durante unos cuatro años. Aprendí todas las enumeraciones de memoria, aunque me preocupaba más por la esencia de las enseñanzas, por su verdadero significado y la realización. De hecho, mientras mi comprensión de las enseñanzas del SMS parece haber ido en aumento y cada vez más de manera más profunda; a medida que pasa el tiempo, -a pesar de que enseño SMS bastante a menudo-, hoy en día no recuerdo todas las enumeraciones de memoria.

En cuanto a mi experiencia académica, probablemente me ayudó; pero no fue el factor principal. Estuve en la India y en Nepal desde 1973 hasta 1983. En Nepal, un maestro de Dzogchen y profesor universitario me invitó a estudiar con él en una universidad hindú. Sin embargo, aproximadamente en esa misma época, recibí de Thinley Norbu Rinpoche el tregchod del Dzogchen y algunas enseñanzas específicas del Anuyoga. Por eso, rehusé la invitación del profesor y decidí hacer un retiro en las montañas y dedicarme a la práctica. Luego, antes de partir a las montañas, fui a ver a Dudjom Rinpoche para tener sus bendiciones. El me dijo que tenía que ir al día siguiente, y ese día me dio instrucciones muy detalladas y específicas para mi retiro. Definitivamente, lo que experimenté en aquel retiro y en los subsecuentes, fue mucho más útil para la comprensión y la adquisición de la esencia del SMS, que lo que yo podría haber aprendido en la universidad y en cualquier experiencia académica que podía haber tenido.

Luego, en 1978, conocí a Chögyal Namkhai Norbu, quien estaba impartiendo enseñanzas en Boudanath. Me conecté tan profundamente con el maestro que inmediatamente escribí un poema sobre El. Además, después que descubrí que su modo de enseñar se correspondía con nuestro tiempo, lo invité a venir a Venezuela y comencé a estudiar con El. Más tarde me convertí en Instructor de SMS.

El Espejo: ¿Pasaste mucho tiempo en retiro?

Elías Capriles: Nunca hice 9 años, 9 meses y 9 días, ó 7, 7, 7; ni tan siquiera 3, 3, 3; porque no era el tipo de retiro en el que estuviera interesado. Por otra parte, el visado que me daban las autoridades nepalíes cada vez que entraba al país tenía una duración de tan sólo tres meses. Por eso, permanecía en las montañas durante 3 meses, luego bajaba a Katmandú, iba a India, volvía y regresaba de nuevo a las montañas. Así fue que hice varios retiros de tres meses, pero nunca hice uno más largo. Me concentraba en el tregchod, aunque hacía dos prácticas de Anuyoga, una con rituales.

El Espejo: Pronto se hará el examen de SMS en Dzamling Gar. ¿Tienes algún tipo de consejo para los estudiantes que están preparando el examen?

Elías: Incluso, aunque las enumeraciones son esenciales para aprobar el exámen, pienso que para la evolución espiritual de cualquiera, es mucho más importante captar el verdadero significado de lo que uno está estudiando. Y para ese fin, pienso que hay dos claves. (1) La primera es distinguir los principios de las diferentes enseñanzas de La Jarra Preciosa de modo que uno no quede perplejo ante las aparentes contradicciones : (a) entre las enseñanzas que pertenecen a diferentes vehículos del Sutra; a enseñanzas que pertenecen a los diferentes vehículos Tántricos, y a enseñanzas que pertenecen a las diferentes series del Dzogchen; (b) entre los significados externos, internos y secretos; y (c) entre los significados provisionales y los definitivos. (2) La segunda clave es aplicar intensivamente las prácticas que son parte del Entrenamiento de la Base del SMS, y -en particular- los semdzin, los rushan, y las tres variedades del 7 lojong. Incluso, aunque no alcancen la realización por medio de la práctica intensiva de estas tres series de prácticas, podrán tener experiencias decisivas.

Sobre la base de estas experiencias podrán tener -al menos- algunos destellos del rigpa, probar el sabor único del rigpa, y comenzar a distinguir entre el rigpa y la variedad de las meras experiencias, comprendiendo cómo suelen mezclarse de manera habitual . Y después de esto, pueden aprender a usar las experiencias como combustible para mantener el estado de rigpa. Pienso que la práctica es la clave para captar el verdadero significado de todo lo que tiene que ver con la totalidad del SMS.

El Espejo: Me gustaría preguntarte sobre tu reciente publicación “El Ornamento del Pensamiento de Nagarjuna”. ¿De qué manera este libro puede ser útil para los practicantes de Dzogchen?

Elías: Yo pienso que eso depende del tipo de mentalidad que tenga la persona. Hay dos maneras a través de las cuales es fácil alcanzar una realización completa por medio del Dzogchen. (1) Una, al ser bastante simple de mente, ingenuo y no demasiado inteligente: aplicando las instrucciones esenciales, sin tener necesidad de estudiar demasiado, uno puede realizarse. Cuando no se tiene un intelecto complicado, no se tienen muchas dudas que aclarar, se puede tener una confianza de corazón y fe. (2) La otra manera es, a partir de tener un intelecto muy complicado, uno lo agota, estudiando las enseñanzas a fondo, probándolas con una actitud sumamente crítica (el mismo Buda dijo que sus enseñanzas eran como el oro y que debían ser examinadas mediante los tres modos por los cuales el oro es analizado con el fin de determinar si son verdaderas y eficaces, o falsas e inútiles). Luego, con el razonamiento correcto, uno refuta y neutraliza todas las suposiciones incorrectas, antes de intentar ponerse a practicar. Esto sólo puede ser útil para el tipo de personas complicadas, para quienes el libro en cuestión podrá ser útil.

El libro de filosofia Prasangika Madhyamaka – de acuerdo con la actual versión del Tantra Dra Thalgyur- es el punto de vista del Dzogchen. Por supuesto que, en realidad, el Dzogchen no es Prasangika-Madhyamaka; porque el Prasangika-Madhyamaka no es Sutra, no es Dzogchen, ni siquiera es Tantra. Por eso, no podemos decir que el Prasangika sea lo mismo que el Dzogchen. Pero, si buscamos las diferencias en cuanto a los enfoques, la realización y de ahí en más, éste es uno de los sistemas con el que mejor encaja el Dzogchen entre los sistemas Sutra.

Los maestros del movimiento Rime, excepto por Mipham Rinpoche ( que adhirió al Prasangika) aseveraron que el Mahamadhyamaka es el sistema Madhyamaka más cercano al Dzogchen. El Prasangika no enseña la ´vacuidad de otra existencia´ que enseña el Mahamadyamaka; pero las formas en las que ambas escuelas explican la ‘vacuidad de la propia existencia de todas las entidades’ son las mismas que las del Dzogchen. Por lo tanto, y en mi opinión, ambos sistemas son compatibles con el Dzogchen , lo que debe destacarse porque utiliza mucha terminología del Tercer Dharmachakra.

En todos los demás vehículos aparte del Dzogchen, de acuerdo con una de las interpretaciones, el término tibetano ‘tawa’ se refiere al punto de vista intelectual. Sin embargo, en las enseñanzas Dzogchen, ‘tawa’ es entendido con otra acepción del término, que no es desde un punto de vista intelectual, sino desde el punto de vista. De hecho, en el contexto del Dzogchen, yo traduzco ese término como ´punto de vista ´ porque ´tawa´(en Dzogchen) es la ´visión´ directa de la verdadera condición de la realidad, completamente más allá del intelecto. Esto es así porque, es evidente para todos los maestros de Dzogchen, que las palabras y los conceptos nunca pueden encajar en la realidad. Por eso, independientemente de lo que uno pueda entender o decir sobre la realidad, es algo equivocado. Para comenzar, la verdadera condición de la realidad es continua, es un ´continuo´ que como tal, no implica divisiones, discontinuidades, diferencias o separaciones; mientras que los pensamientos son discontinuos: establecen diferencias (tal como se muestra en las doctrinas Dignaga de apoha y anyapoha) y están definidos por la exclusión de algo más.

Los pensamientos son discontinuos y siempre excluyen algo, no pueden encajar en lo que es continuo y no excluyen nada. De hecho, los pensamientos establecen límites que son representados como esquinas o ángulos; mientras que la verdadera condición de la realidad es representada como un thigle total o una esfera, que no tiene ángulos ni esquinas. Sólo cuando los pensamientos colapsan puede aparecer la verdadera condición de la realidad en tu continuo mental. A esa condición verdadera se la compara con el sol; y nuestro ‘samsara’ es comparado con el sol cubierto por nubes. Los pensamientos son las nubes. ¿Cómo puede alguien captar el sol a través de las nubes, si éstas lo ocultan? Es absolutamente imposible. Entonces, el punto del ´tawa´ del Dzogchen es que las nubes están dispersas y el sol brillante se realiza más allá de cualquier interpretación conceptual. Luego, ustedes saben que todas las interpretaciones son erróneas: todas las interpretaciones son como las nubes que cubren el sol.

El Prasangika auténtico concuerda que los pensamientos son como las nubes que cubren el sol, y que -tan sólo cuando éstas se dispersan- el sol puede realizarse. Sin embargo, el Prasangika es intelectual, ya que utiliza un razonamiento exhaustivo con el fin de conducir a la mente racional al punto en el cual se bloquea, y así la hace colapsar. El Dzogchen no hace esto necesariamente. En Dzogchen, uno apunta directamente a la condición verdadera, uno tiene una introducción directa, tal como lo indica el mudra de Garab Dorje, que apunta justo por detrás de los propios ojos. Es una instrucción sobre cómo mirar la mente de manera tal que, nuestra estructura perceptiva dualista de ´sujeto-objeto´ sufra un cortocircuito y colapse; y que por medio de eso, la condición verdadera o la ´esencia no dual o la ´naturaleza de la mente´ que nuestra ´mente´ dualista oculta, pueda manifestarse: es como si ‘las nubes se dispersan y el sol brillante puede ser visto tal como es´.

Así, claramente, el enfoque del Prasangika y el del Dzogchen no son lo mismo. Ciertamente, el Prasangika no puede llevarnos a las alturas de una realización que puede ser alcanzada por medio del Dzogchen, aunque ambos tengan sus respectivos medios para que la mente dualista y el intelecto colapsen. Por este motivo, este libro puede ser útil para un practicante de Dzogchen con una mentalidad complicada, para alguien que sea muy intelectual.

El Espejo: Has escrito mucho. ¿Este es tu último libro? ¿Estás trabajando en alguna nueva publicación en este momento?

Elías: He publicado casi quince libros. A fines de 2013, publiqué un libro de cuatro volúmenes llamado Los papeles más allá de la mente:Una teoría transpersonal y metatranspersonal ( Un enfoque del Dzogchen) que ha tenido gran impacto en la Psicología Transpersonal. Luego, en diciembre de 2016, terminé un libro en castellano llamado Chamanismo y Dzogchen , que fue publicado por Ediciones La Llave. Lo escribí porque muchas personas que practican los dos sistemas fracasan ya que no ven que los dos son absolutamente diferentes y mutuamente contradictorios. Por ejemplo: en el chamanismo sudamericano, el fin es tener acceso a la realidad de los elementales, los espíritus y los demonios que la gente ordinara no puede ver. De acuerdo con este sistema, la realidad a la que estos seres pertenecen es la realidad verdadera; mientras que la realidad ordinaria es falsa.

En el Dzogchen, el punto es darse cuenta de que ambas, la realidad de los elementales, los espíritus y los demonios y la realidad cotidiana y, por supuesto, todas las realidades son falsas; así como el liberarse de la totalidad de ellas. Por ejemplo: en la práctica del chöd, que combina el principio del Dzogchen con el de los otros vehículos, uno se contacta con espíritus, demonios y seres elementales, pero se hace eso con el fin de tener una experiencia de miedo extremo y aplicar luego la instrucción del Dzogchen que permitirá que -tanto esos seres como tu mente dualista y aterrada- se disuelvan instantáneamente, liberándote de su poder y de tu creencia en ellos. Y al liberarte del poder de tu mente, te liberas -al mismo tiempo- de tu creencia en la realidad ordinaria y del poder que esa realidad tiene sobre ti.

Ahora, estoy haciendo los últimos retoques al volúmen I de Budismo y Dzogchen , y estoy por empezar a escribir el volumen II del mismo libro. Ambos, son parte de un gran libro de varios volúmenes. Una primera versión provisional del primer volúmen ya está disponible en mi página web, desde la cual se puede descargar de manera gratuita.

(Para acceder al mismo se puede ir directamente a:http:// webdelprofesor.ula.ve /humanidades/ elicap/en/uploads/Biblioteca/bdz-e.version.pdf; aunque a veces, la URL no responde. Si esto ocurriese, pueden probar nuevamente más tarde, ya que normalmente se abre) . Después de estos últimos retoques, enviaré este primer volumen a la editorial.

El Espejo: ¡Muchas gracias por tu tiempo!

Traducido por : Dragana Lukic Tesanovic