Chögyal Namkhai Norbu en Tepoztlan, Méjico

Por: Susana Dultzin y Marta López

Desde el 12 al 14 de diciembre del 2014 tuvimos por segunda vez un retiro con Rinpoche en Tepoztlan, al sur la ciudad de Méjico donde está Wangdusling. Estábamos muy contentos de saber que quería regresar a esta ciudad mágica que tiene, como siempre nos dice, especiales energías sanadoras.

Rinpoche en la Gonpa de Tepoztlán, Méjico

De retorno en su viaje por Sudamérica, Rinpoche enseñó en Brasil, Argentina y Perú, y eligió pasar por Méjico al ir hacia Tenerife.. Pelzomling, con un gran equipo de colaboradores organizó en pocos meses el retiro más grande de Rinpoche en Méjico. Hubo más de 500 participantes, principalmente de la Ciudad de Méjico, pero también de otras partes del país. Nos sentimos muy contentos de recibir a algunas personas del exterior.

Muchos ya conocían lo valioso de las enseñanzas de Rinpoche a través de retiros previos en la ciudad de Méjico, en Tasco, en el Valle de Bravo y en Tepoztlan en el año 2013. Rinpoche ya había enseñando en Baja California Sur varias veces, pero éste era su primer retiro en Tsegyalgar Oeste – el Rancho Los Naranjos – la magnífica tierra donada a la Comunidad Dzogchen varios años atrás . Ahora estábamos celebrando veinte años desde que el primer grupo de mejicanos había comenzado a estudiar con Rinpoche después de haberlo conocido en Paris y Conway y después de haber viajado a Katmandú para invitarlo a dar enseñanzas en Méjico. Sabemos lo afortunados que somos de haberlo tenido en nuestro país, especialmente en estos tiempos tan difíciles.

Rinpoche dio por primera vez la transmisión de Tsalchen Trugpa. Esta instrucción es la raíz y la esencia de la enseñanza Dzogchen hallada en Odiyana y traducida al tibetano por Vairocana, uno de los más importantes discípulos de Padmasambhava. Este es uno de los cinco primeros textos traducidos donde se explica “cómo nuestro fuerte nivel de energía está conectado con nuestra verdadera naturaleza. Cuando experimentamos nuestra verdadera condición, esta energía se convierte en parte de nuestra verdadera naturaleza, y así podemos alcanzar la realización muy rápidamente.”.

Este texto raíz está compuesto por algunos versos que explican cómo aplicarlo en forma práctica. Rinpoche dijo que había recibido la trasmisión mucho tiempo atrás, pero que no había ningún libro en Tibet sobre cómo seguir las instrucciones, hasta que un grupo de eruditos que había ido a Ladakh encontrara un manuscrito que había sido guardado por una familia de generación en generación. Rinpoche trabajó arduamente con el manuscrito, transcribiéndolo en su computadora. Mientras lo hacía, había tenido dos sueños importantes con Nubsam Yeshe, uno de sus más importantes maestros.

Los practicantes de Dzogchen deben saber que “el problema más importante es con el movimiento,” por eso debemos concentrarnos en integrar con el movimiento. Sólo estar en la vacuidad es un modo pasivo. “Vacuidad es Kadag, la única experiencia, la base de nuestra condición real,” pero no es el Dharmakaya. Además, si no considerásemos la sabiduría, Lhundrub, nos faltaría completamente la potencialidad de nuestra condición real.”.

Estas instrucciones mencionan las tres prácticas principales: las tres raíces o el Guru Yoga, para mantener y desarrollar la trasmisión. Rinpoche dijo constantemente que hagamos esta práctica cada día al despertar y cuando nos vamos a dormir para desarrollar sueños de claridad. Las otras dos son: la práctica del Yidam y la raíz de las acciones para integrar con las manifestaciones iracundas.

Una de las numerosas cosas importantes de este texto es que dice lo afortunados que somos al tener un maestro perfecto, lo cual significa que tenemos una conexión con la enseñanza. Entonces, sabiendo esto, debemos “tratar de hacer todo lo mejor posible, e ir lo más posible a la esencia.”. Siempre estamos en la visión dualista de nuestra condición relativa, pensando y juzgando con nuestra mente”. Por eso, el principio es “ir a la esencia, relajándonos en nuestra verdadera naturaleza para la autoliberación “. Es muy importante saber que “a través de pensar no podemos descubrir la no- dualidad: sólo es posible descubrirla a través de nuestra experiencia”.

El fruto es explicado como el “tener desde el comienzo la potencialidad del estado de Dzogchen; que no puede ser cambiado ni modificado, y que siempre es como es”, como ya aprendimos en el Canto del Vajra-. El fruto es entendido como “el no tener obstáculos, porque los hemos purificado; entonces, el fruto se manifiesta como nuestra condición real.”

Rinpoche continuó explicando la cuestión fundamental sobre qué es la mente y la naturaleza de la mente. Para eso, leyó y explicó la importancia de usar símbolos tales como el espejo y la práctica de la A blanca en el tigle, los elementos, los colores , el sonido y la luz. Si practicamos podemos experimentar realmente que la vida no es tan pesada y que nuestras limitaciones disminuyen.

Sentimos tanta gratitud hacia Rinpoche por su trasmisión, y atesoramos las últimas palabras de su trasmisión sobre la compasión de Garab Dorje para que nuestra verdadera naturaleza pueda manifestarse.

Gonpa

Deseamos agradecerte querido Maestro por tus preciosas enseñanzas y por venir a Méjico. También queremos darte las gracias porque muchas personas pudieron participar y no se perdieron este retiro por razones económicas. ¡Los donantes ayudaron mucho a que esto sucediera !

La traducción al castellano estuvo a cargo de Mayda Hocevar, quien vino de Venezuela y realizó un trabajo impecable. También deseamos agradecer a Vanessa Lew por sus esfuerzos jubilosos coordinando un gran grupo de voluntarios. Nos sentimos muy satisfechos con el modo en que todo fluyó y esperamos tener a Rinpoche de vuelta pronto.

Susana Dultzin
Marta López