Finalizando la estatua del Jowo Sakyamuni

En el año 2014, con la financiación inicial proporcionada por la Unión Europea para el proyecto del museo, empezamos la primera fase de remodelación del nuevo hogar del Museo de Arte y Cultura Asiática (MACO por sus siglas en inglés). La remodelación nos dio la oportunidad de transformar la sala más grande de las dos que tiene el museo en una instalación inspirada en la arquitectura monástica tradicional tibetana, creando una representación del interior del Templo Jokhang en Llasa.

 Jowo Sakyamuni

Jowo Sakyamuni

Como pieza central de esta instalación, exhibiremos una copia de la estatua del Jowo Sakyamuni, considerada la imagen más venerada del Tíbet, la cual se colocará bajo un portal de madera inspirado en el portal ubicado en el santuario central del Templo Jokhang.

Se cree que el Jowo Sakyamuni, que representa al Buda (Siddhartha) a la edad de 12 años, es un “retrato auténtico del Buda viviente” o “ícono real”. Cuenta la leyenda que el rey de los artesanos, Visvakarman, esculpió esta estatua a semejanza del Buda. Durante el reinado del rey Dharmapala de la India, esta imagen del Jowo fue entregada como regalo al Emperador de China. Posteriormente, en el año 641 d.C., la princesa china, Wen Cheng-Konjo, hija del emperador, llevó esta sagrada imagen como dote al rey tibetano Songtsen Gampo cuando se convirtió en su segunda esposa.

En setiembre de 2015, un estudiante de Rinpoche, el joven tibetano trulku, Gyurmed Tshewang, al enterarse de la instalación del Johkang para el proyecto del museo, ofreció encargar una copia de la estatua del Jowo a uno de los mejores escultores tibetanos de Chengdu como un regalo dedicado a la larga vida de Chögyal Namkhai Norbu. El paso final para terminar la estatua consiste en la fiel reproducción de los ornamentos que adornan la corona y el pectoral del Jowo de Jokhang, la incrustación de las joyas y dorar con oro la estatua entera, que mide 70 cm de altura.

Actualmente, el museo está recaudando fondos para conseguir el oro y las joyas necesarias para adornar la estatua. Rosa Namkhai y Rinpoche, como siempre con una generosidad que no conoce limites, han ofrecido oro y joyas para ayudar a completar esta fase final esencial, que se llevará a cabo en Rajasthan bajo la curaduría de David Surricchio, un reconocido joyero de nuestra Comunidad.

De acuerdo a la tradición, ofrecer oro para adornar la estatua del Jowo es considerado como un acto altamente meritorio.

Las personas que quieran contribuir, incluso con una pequeña donación, a la finalización de la estatua, la cual -a nuestro entender será la única de sus características en Europa- están invitadas a contactarse con la Comunidad Dzogchen MerigarProyecto Museo: Jowo.

Contacto: office@dzogchen.it

Traducido por: Patricia Elejalde