Khaita en Delegling

Khaita en Delegling

Delegling
Comunidad Dzogchen de Buenos Aires

Delegling, en Buenos Aires, ha estado en movimiento. Los últimos dos años han sido muy intensos ya que estuvimos dedicados a cumplimentar los requisitos legales demandados por la leyes argentinas. Aunque aún no tenemos nuestro lugar propio, durante el año continuamos con nuestras prácticas colectivas. Nos encontramos regularmente para las Ganapujas y las Trasmisiones de nuestro querido Maestro Chögyal Namkhai Norbu.
Durante los últimos siete meses del año pasado mantuvimos un cronograma ininterrumpido de Khaita y de la Danza del Vajra los sábados, y completamos cinco talleres de Khaita con gran número de participantes. También tuvimos un seminario de cuatro días de la Danza del Vajra : “Para el beneficio de todos los seres” con Adrian Mascherpa, el cual fue muy exitoso. Además, realizamos un taller increíble con Gianfranco Brero sobre “Cómo hablar en público” y disfrutamos de los cursos regulares coordinados por Alejandra Krasnogor y Leticia Recepter, nuestras queridas instructoras de Yantra Yoga.

Tenemos muchos proyectos para el año 2016. Ahora no tenemos que preocuparnos sobre los procedimientos burocráticos que toman tanto tiempo. Haremos estudios y prácticas mensuales de Mandarava durante todo el año, junto con la práctica de Jñana Dakini y Tara Verde y de la Danza del Vajra y Khaita que continuarán en forma semanal.
Aunque tuvimos cierta confusión sobre cómo organizar todas nuestras actividades y prácticas sin contar con un lugar propio, pudimos comprender que vivimos gobernados por el principio de la impermanencia. A través de esto, aprendimos algo maravilloso: que lo más importante no es un lugar sólido y concreto, sino la dimensión en sí misma. Cuando pudimos verlo con claridad, pudimos generar y mantener las prácticas y hacer más actividades. Estamos convencidos de que pronto tendremos el lugar propio que tanto deseamos, lo suficientemente grande como para poder colocar nuestro gran Mandala para danzar. Mientras tanto, con presencia, seguimos practicando las preciosas enseñanzas de nuestro Maestro.