La importancia de estar presente

Chögyal Namkhai Norbu

Un extracto del retiro de Longsal Rushen en Tenerife (27 de Enero – 3 Febrero, 2017)

29 de Enero 2017, sesión de la tarde

Después de terminar de hacer Ati guruyoga ¿qué debemos hacer? No tenemos ningún tipo de regla que diga: “En la enseñanza Dzogchen debes hacer esto o aquello”. La enseñanza Dzogchen está más allá de las reglas.

En la enseñanza Dzogchen la regla es estar presente, y no estar distraído. Esto es lo que deben aprender. Esta es la segunda cosa más importante de la enseñanza Dzogchen . Si les gusta hacer algún tipo de visualización de deidades, cantar mantras, invocaciones, etc., la enseñanza Dzogchen no dice que no deban hacerlo. Ustedes siempre son libres. Deben trabajar con las circunstancias, y cuando tengan posibilidades, pueden aplicar [esas cosas]. Pero después de estar en el estado de Ati guruyoga, lo que es realmente necesario es estar presentes. No deben estar distraídos. Ustedes deben aprender esto.

Algunos de mis discípulos dicen :- “Usted siempre nos dice que estar presente es muy importante.Yo he tratado de hacer esto, pero no es fácil. Yo siempre estoy distraído.” Entonces, esa persona después no seguirá tratando de estar presente. Eso no es bueno. Aunque no sea fácil, deben aprenderlo porque no es algo tan difícil como, por ejemplo, hacer un sacrificio. Yo no les digo que pasen muchos años en una montaña y que hagan como hizo Milarepa. Eso sería muy difícil. Yo no les estoy pidiendo algo así . Yo sólo les pido que estén presentes, y que no estén distraídos. Por eso, tal vez, si ustedes no saben eso, deben aprenderlo.

Nuestro concepto de no estar distraído es un poquito diferente al no estar distraído en la enseñanza. Nuestro concepto de no estar distraído es éste. Si ustedes piensan algo en su mente, por ejemplo: si quieren escribir una carta, entonces deben pensar que no quieren estar distraídos por ninguna cosa. Ustedes se concentran siempre en lo que quieren decir en esa carta, y siguen así. Si no están presentes y hacen algo distinto, entonces diremos que están distraídos.

Pero en la enseñanza, eso no es estar presente. Eso es ir atrás de su mente y de sus conceptos y estar distraídos por éstos. Ustedes le dan importancia [al concepto] de escribir cartas de manera perfecta. En la enseñanza, estar presente no es eso. En la enseñanza, deben aprender del mismo modo como cuando manejamos un auto. Este es un buen ejemplo, porque casi todos han tenido esa experiencia. Al comienzo, no es tan fácil cuando están aprendiendo a manejar. De la misma manera, no es tan fácil cuando están aprendiendo a estar presentes; pero cuando se hayan entrenado una, dos, tres veces, etc., pronto les será más y más fácil.

¿Por qué debemos hacer este tipo de práctica? Ustedes deben pensar: “Oh, yo hoy quiero aprender a estar presente, a no estar distraído. Tengo una hora libre y quiero dedicarme a estar presente”. Ahora han decidido esto y miran su reloj. ¿Qué hora es? Y comienzan en ese momento. Luego piensan: “¿Qué técnica es ésta? ¿Qué debo hacer ahora?” Ustedes no hacen nada. Permanecen en su condición general. En su mente habrán algunas ideas: “Entonces, yo soy libre, yo estoy aquí, estoy presente”. Luego piensan: “Oh, ahora quiero ir a la cocina a preparar café.” Ahora están presentes y saben que están pensando en ir a la cocina. No se distraen. Saben que están pensando eso. Pero no significa que necesitan relajarse. No están haciendo contemplación, están presentes. Ahora que están levantándose y están caminando hacia la cocina, saben lo que están haciendo. Luego, preparan el café y lo llevan de vuelta. Están siempre presentes, y no se distraen.

En general, surgen muchas ideas en su mente y están condicionados por ellas; pero continúan estando presentes sobre todo, de manera muy precisa. Deben ser cuidadosos porque tienen muchos teléfonos móviles. Cuando alguien los llama, deben estar presentes inmediatamente, y se dan cuenta que alguien está llamando. Ahora atienden el teléfono y hablan con esa persona, o sus amigos les dicen algo y ustedes contestan. Ustedes pueden estar presentes: esto es lo que realmente significa estar presente. Si ustedes deciden hacer esta práctica durante una hora, tratan de estar presentes y de no distraerse. Es como manejar un auto. Cuando nos familiarizamos con el manejo, no necesitamos solamente concentrarnos siempre en el camino y en el manejo. Cuando manejamos, podemos hablar con nuestros amigos, podemos mirar alrededor; pero no nos distraemos del manejar, ya que de otro modo podríamos tener un accidente. Esto es lo único que aprendemos cuando manejamos un auto. Pero nuestra vida no es sólo como manejar un auto. Hay infinitas cosas. Aprender cómo estar presentes significa estar presentes en todas las circunstancias, y en todo lo que sucede cuando estamos presentes.

Si ustedes aprenden cómo hacer eso hoy, y se dedican una hora, por ejemplo; mañana, cuando lo repitan, sentirán que es un poquito más fácil. Cuando se entrenen otra vez, será más y más fácil; será mucho más fácil que manejar un auto al comienzo. Un buen practicante de Dzogchen siempre está presente. Incluso cuando está hablando, cuando está trabajando, cuando está haciendo cualquier tipo de actividad: siempre es posible estar presente. Estar presente siempre es bueno y también ayuda mucho en la condición relativa. Particularmente, si están presentes, se dan cuenta inmediatamente cuando tienen tensiones. Entonces, están presentes y se relajan. Cuando se relajan no tienen problemas en su condición relativa. Estar presente es una práctica muy importante en la enseñanza Dzogchen.

Ustedes pueden hacer este entrenamiento con cualquier tipo de movimiento; no sólo cuando cantan o recitan mantras o dicen plegarias, etc. Por ejemplo: cada tarde cuando hacemos las danzas Khaita.- Estas no son una práctica particular de Dzogchen, sino un entrenamiento en la presencia. Si ustedes no saben cómo estar presentes, pueden bailar y entrenar [su presencia], ya que ésta es – automáticamente- una práctica Dzogchen. No hay diferencia entre estar sentado en un lugar durante una hora y el hacer una práctica de thun o bailar danzas Khaita. La mayoría de las personas no entienden esto. Pero el principio de integración en el movimiento es muy importante en la enseñanza Dzogchen.

Por ejemplo, ustedes pueden pensar: “Ahora que yo soy un practicante de Dzogchen ¿qué debo hacer?” Deben hacer Ati guruyoga y tratar de estar en el estado de contemplación lo más posible, en cualquier momento. Este es el camino para la realización. Pero cuando no están en ese estado, deben tratar de estar presentes, y no estar distraídos. Si ustedes aplican esto, entonces se convierten en practicantes de Dzogchen .¿Por qué? Porque nosotros sabemos que el principio de la enseñanza Dzogchen es estar para siempre en el estado de contemplación, en nuestra verdadera naturaleza. Para tener esta posibilidad, necesitamos integrar todos los aspectos de nuestro cuerpo, nuestra voz y nuestra mente. Intelectualmente, podemos entender lo que debemos hacer en la enseñanza Dzogchen; pero no es muy fácil de manera práctica con todos los aspectos del nivel físico, y de aquellos relacionados con nuestro cuerpo. Es más fácil con todos los aspectos relacionados con los niveles de nuestra voz y energía, e -incluso- es más fácil con nuestros conceptos mentales. Por eso, estar presente está relacionado con nuestros conceptos mentales. Este es el primer método en el que podemos aplicar la integración en el estado de contemplación. Cuando estén más familiarizados con eso, también tendrán posibilidades de integrar gradualmente el aspecto de la voz. Cuando tenemos éxito en integrar todos los aspectos del cuerpo, la voz y la mente completamente, en la enseñanza Dzogchen eso es conocido como ting ‘dzin khor yug chen mo. Significa que la vida es contemplación total. Ahora, incluso, si están viviendo físicamente con un cuerpo humano, su verdadera condición es Samantabhadra, completamente. Esto es lo que dice el tantra de Dzogchen Dra Thalgyur .

Esto es muy importante y deben tratar de recordarlo. Esta es mi esperanza para todos mis discípulos: que al menos hayan aprendido Ati guruyoga y a estar presente. De esa manera, cuando terminemos este retiro y vayan a sus casas, estaré muy feliz. Y sus vidas también cambiarán automáticamente. Algunas personas me dicen: “Yo estoy siguiendo su enseñanza y usted ha cambiado mi mente y mi situación”. Esto no es cierto. Yo no he cambiado nada para ustedes. Yo sólo los hice comprender cómo integrar la enseñanza Dzogchen. Cuando hayan entendido esto, al estar presentes se sentirán relajados. Antes tenían tantos problemas, sentían que su vida era muy pesada; pero ahora sienten que la vida es más armoniosa, y que no es realmente pesada. Entonces, les parecerá como si que yo los hubiera cambiado; pero ustedes se cambiaron a sí mismos. Este es el efecto de la enseñanza Dzogchen. Esto es lo que quiero pedirles que traten de recordar y no olvidar. Si han aprendido algo del  rushen, será fantástico, y muy bueno. Y cuando tengan tiempo y posibilidad, traten de aplicarlo. De esa manera, por ejemplo, podrán comprender cuál es la diferencia entre la mente y la naturaleza de la mente.

Transcripto por Agafonova Polina 

Traducido por Laura Yoffe

Editado por Liz Granger