La reapertura de la Biblioteca IsIAO

(Istituto Italiano per l’Africa e l’Oriente)

El 24 de febrero del 2015, publicamos noticias en The Mirror relacionadas con el cierre del Istituto Italiano per l’Africa e l’Oriente (IsIAO) y los miedos sobre el futuro de su patrimonio (http://melong.com/-tibetan-treasure-at-risk/)). Existía una preocupación particular relacionada con la biblioteca que contiene cerca de 140.000 volúmenes, 2600 periódicos y colecciones raras y valiosas que incluyen una colección de textos Tibetanos donados por el tibetólogo Giuseppe Tucci, que contiene cerca de 2000 manuscritos y xilografías coleccionadas durante sus numerosas expediciones a Ladakh, a Tibet occidental y central . Chögyal Namkhai Norbu también estudió esta colección durante sus primeros años en Italia. Ante ciertos temores de que dicho patrimonio pudiera perderse, y a la existencia de rumores incontrolables –fundados o infundados- que se difundían sobre una posible venta, fue que surgió la propuesta de unir la colección Tucci a la de Chögyal Namkhai Norbu de Merigar Oeste, con el apoyo de la Municipalidad de Arcidosso. Más tarde, la Municipalidad de Macerata, localidad del hogar de Tucci, también expresó su interés en manejar el patrimonio del Instituto.

Biblioteca Nazionale Centrale di Roma

Biblioteca Nazionale Centrale di Roma

En el año 2013, a partir de la intención de salvaguardar la colección de la biblioteca del IsIAO, la Región del Lazio formalmente declaró su interés cultural excepcional. El 9 de mayo del 2017, seis años después del cierre, los textos de la biblioteca estuvieron nuevamente disponibles en Roma, en la  Biblioteca Nazionale Centrale di Roma.

Es entonces la reapertura o refundación del IsIAO / IsMEO, que fuera cerrada -no sin controversias- hacia fines del 2011, y que fuera puesta en liquidación a través de arreglos conjuntos del Ministerio de Economía y Finanzas y del Ministerio de Asuntos Exteriores. Esto implica hacer que la biblioteca, la colección de fotos y mapas del IsIAO estén disponibles dentro del sistema de consulta del BNCR, donde el catálogo de computadoras ha migrado. De hecho, el BNCR firmó un acuerdo para salvaguardar , valorizar y utilizar la Biblioteca del IsIAO con el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAECI), que también están a cargo de la liquidación de instituciones y que tratan con los restos del patrimonio del IsIAO como el archivo (parcialmente depositado en los Archivos Extranjeros ) y las colecciones de museos (que, como las colecciones del Museo Nazionale d’Arte Orientale), van a convertirse en parte del recientemente fundado Museo delle Civiltà.

Las personas que participaron en la ceremonia de reapertura de la Biblioteca IsIAO en el BNCR fueron: Andrea De Pasquale (Director del BNCR), Armando Barucco (MAECI de la Unidad de Análisis), Elisabetta Belloni (Secretaria General MAECI), Antonia Pasqua Recchia (Secretaria General del Ministerio de Herencia Cultural, Actividades y Turismo), Rossana Rummo (Director General del Directorate General de Bibliotecas e Institutos Culturales) y Mario Giro (Viceministro MAECI). La mayoría de las intervenciones se enfocaron en la importancia y el valor del patrimonio de la Biblioteca IsIAO , en su renovado uso, y en los diversos pasos necesarios para alcanzar esto. También se agradeció a quienes colaboraron, en particular, al Director de la Biblioteca Nacional , Andrea De Pasquale, quien resaltó la rapidez para completar el proyecto de reapertura (proyecto que resultó ganador en noviembre del 2016), el profesionalismo y el cuidado en mover el material, en reordenarlo en estanterías, en limpiarlo, y desinfectarlo de moho ( en aquellos casos en que fue necesario) y en la restauración que involucró, no sólo libros sino también colecciones de fotografías y de mapas. También hubo discursos sobre la promoción de la biblioteca, la necesidad de resumir adquisiciones y suscripciones a revistas, la colaboración con MIUR (el Ministerio de Educación Universitaria e Investigación ) para el lanzamiento de programas de estudio en colaboración con universidades, y a la posibilidad de establecer un Centro bibliográfico y documental de Estudios sobre Oriente y Africa junto con la Biblioteca. La conclusión de Mario Giro’s (Vice-Ministro MAECI) fue levemente diferente en el tono a través del cual enfatizó la pérdida de tiempo en la historia del IsIAO, por lo cual, la reapertura fue vista, según su opinión, como un evento de ruptura. Luego, él mismo expresó su preocupación en relación al futuro, acompañandolo de ciertos comentarios nada gentiles dirigidos a los eruditos.

Todo fue hecho no sin algunos deslices inevitables. Primero, los textos tibetanos proyectados sobre la pantalla estaban cabeza abajo; y -en vez de hacer surgir el interés hacia la magnitud del patrimonio adquirido- causó risas y refunfuños entre los muchos eruditos tibetanos presentes en el auditorio.

Más allá de los discursos, fue posible visitar la biblioteca actual, o – al menos- sus comienzos. Adentro del Salón de Manuscritos se había ubicado una gran estantería que albergaba la colección Dubbiosi, la que contiene ahora algunas de las publicaciones promovidas por el IsIAO a lo largo de su historia, flanqueda por una placa del IsIAO, una foto de Tucci, y un busto de Gandhi. La impresión era que no había mucho comparado con lo que había sido la biblioteca entera, pero que existía la posibilidad de expandir la sección desplegada. Sumado a ello, aunque no visibles en los estantes, los textos estarán disponibles a pedido en los cuartos internos. Como ya se mencionó, la colección permanecerá en una sección separada dentro del BCNR, con planes de crear un centro de estudios alrededor de éste.

Fue posible visitar el cuarto (usualmente no accesible) en el que se guarda la colección de textos tibetanos gracias a la generosa guía del Dr. Pasqualino Avigliano, a cargo del sector de manuscritos. Los textos, dispuestos sobre estanterías móviles, parecían estar en buenas condiciones y bien mantenidos. Esto se hizo evidente ante la alegria de la Profesora Elena de Rossi Filibeck y a su colaboradora Michela Clemente, PhD, quienes estuvieron involucradas haciendo el catálogo y reacondicionando la colección durante décadas cuando estaban en el IsIAO. Michela Clemente (de la Universidad de Cambridge) comentó: “Hemos estado esperando la reapertura de la Biblioteca del IsIAO durante seis años, y los colegas del exterior se han alegrado al oir estas novedades. Durante los años en que estuvo cerrado, los tibetólogos del mundo continuaron escribiendo y preguntándole a Elena De Rossi Filibeck, directora científica de la Colección, y a mí, pidiéndonos información sobre cómo acceder a los textos de la Colección, y noticias sobre la reapertura de la Biblioteca. Especialmente, en los recientes años, perdimos las esperanzas de poder trabajar nuevamente en los textos. La Tibetología italiana – que comenzó con Giuseppe Tucci y Luciano Petech- y que se convirtiera en una institución con Elena De Rossi Filibeck, ha sido caracterizada siempre a través del estudio de los textos originales, al tener acceso a la inmensa colección preciosa preservada en el IsIAO. Estamos felices de que esta tradición pudiera ser resumida finalmente y mantenida por nosotros y los futuros tibetólogos.”

De hecho, y a lo largo de muchos años, muchas instituciones y eruditos han solicitado y continúan solicitando poder tener acceso a la colección tibetana. Esto demuestra la unicidad y el valor de los textos tibetanos que estén disponibles on-line e impresos, y cuya disponibilidad ha crecido exponencialmente. Los textos tibetanos pueden ser consultados haciendo un pedido de referencias justificado.

En general, uno puede esperar que éste sea un buen comienzo para lo que ha sido un asunto turbulento.

También hay una exhibición emblemática de los tesoros del IsIAO en la Biblioteca Nacional, la cual puede ser visitada desde el 9 de mayo al 30 de junio.

Por : Margherita Pansa

Traducido por: Laura Yoffe