Sobre el estar dominado por la mente

Extracto de la Enseñanza Upadesha sobre los Puntos más importantes del Ati, dada por Chogyal Namkhai Norbu, el 21 de junio en Merigar Oeste.

Algo muy importante que les pido a las personas es que reeduquen su mente; ya que – por lo general- las personas están dominadas por su mente. Creemos en lo que aparece en nuestra mente. ¿Por qué? Muchos dicen que piensan que es por diversos motivos. Podemos tener muchos problemas cuando estamos dominados por nuestra mente. Incluso – a veces- los problemas pueden ser muy peligrosos.

Cuando estamos dominados por la mente, la función de la mente se asocia a la circulación de la energía. Lo que pensamos en nuestra mente se manifiesta a través de la función de la circulación. Algunas personas dicen que escuchan que alguien les habla y les da consejos. Tener este tipo de experiencia es muy peligroso, porque – en realidad- nadie les esté hablando.

Puede ser que se desarrolle una experiencia de este tipo cuando están dominados por la mente, ya que ésta puede asociarse a la función de la circulación de la energía. Y -a veces- puede ser que vean algo. Entonces, pueden llegar a pensar que realmente hay algo. En ocasiones, puede ser que oigan que alguien les habla. Pero, en realidad, nadie les está hablando, ya que no hay nadie que pueda ser visto.

La mente puede imaginar muchas cosas; particularmente, cuando se asocia con el nivel de la energía. Si tienen este tipo de condición deben entender inmediatamente que la mente está jugando con ustedes, y que los está dominando. ¿Qué deben hacer? Antes que nada, y debido a que la mente se torna muy poderosa cuando se asocia con la energía, deben coordinar su energía. La energía debe ser balanceada y coordinada. Entonces, la mente no podrá condicionar a la mente. Y la mente no podrá usar la energía.

Hay muchos tipos de métodos bien distintos que sirven para coordinar nuestra. energía. Uno muy simple (que pueden aprender a nivel físico) son los Ocho Movimientos del Yantra Yoga. No sólo pueden aprenderlos; también pueden tratar de usarlos durante meses y años. Así, podrán coordinar su energía, y – al mismo tiempo- estarán haciendo una práctica.

Por ejemplo: al comienzo de la práctica del Tun, hay un mantra de los elementos: “OM E HO SHUDDHE SHUDDHE, YAM HO SHUDDHE SHUDDHE…” etc. Este es un mantra muy poderoso que pueden usar para coordinar su energía. Cuando lo hacen junto con las visualizaciones, etc., se convierte en algo muy poderoso. Pero, si no tienen éxito al hacer la visualización, simplemente la repetición del mantra tendrá potencialidad y los ayudará a coordinar su energía.

El método supremo para coordinar la energía es un tipo de práctica de larga vida. Si ustedes no coordinan su energía ni la función de los elementos de manera perfecta, no podrán tener una larga vida. Por eso, la práctica de larga vida es tan importante para todos en la vida cotidiana .

Ustedes deben coordinar su energía de alguna manera, en vez de estar escuchando lo que alguien les dice. Algunas personas llegan a cometer un suicidio, aunque no hayan tenido ningún problema. Ellos escuchan que alguien les habla al oído y les dice que salten del balcón de su casa. Entonces, piensan que han recibido un consejo donde se les dice que hagan eso. Muchas personas tienen problemas de este tipo. Si tienen una experiencia así o alguna similar, es muy importante que sean muy cuidadosos.

En ocasiones, aunque hayan coordinado su energía, algunas personas no logran relajarse ya que están muy dominados por su mente. Algunos dicen que saben que es muy importante relajarse; pero que les resulta imposible hacerlo. Es cierto: muchas personas tienen esta condición. Esto significa que están dominados por su mente de manera muy poderosa. En casos así, yo les digo que deben reeducar su mente. Y ¿cómo pueden reeducar su mente? Del modo en que les expliqué: sonando la A y haciendo fijación. Si repiten esta práctica por uno o dos días, se sentirán mejor. Su mente será menos poderosa.

Pueden usar la mente: esto es lo mejor para los practicantes. No es bueno que los practicantes sean esclavos de su mente. Cuando saben cómo usar su mente, pueden usarla de maneras muy diversas. Esto es muy importante.

Transcripción Anna Olefir

Edición: Liz Granger

Traducción: Laura Yoffe