Tso Pema, el lago en llamas

Enorme estatua de Guru Rinpoche con vista al lago 

Cuando me pidieron que escribiera un artículo para The Mirror, se suponía que sería sobre mi peregrinación por India, Nepal y Bután. Como nada realmente importante sucedió durante esos meses, pensé que podría ser más útil si escribía una breve historia de Tso Pema y enumerara los lugares sagrados más importantes. Además, fui muy afortunado de estar en Tso Pema durante el Tsechu de Guru Rinpoche, un importante festival religioso que se organiza una vez cada doce años para el año nuevo tibetano del mono. Supongo que la mayoría de los lectores ya estarán familiarizados con Guru Padmasambhava o Guru Rinpoche, como lo llama la mayoría de los tibetanos. Por eso, me centraré en sus actividades iluminadas en Tso Pema y en el encuentro con su consorte predestinada, la Dakini Mandarava.

Se dice que Guru Padmasambhava apareció mágicamente en una flor de loto en el medio de un lago en el reino budista de Uddiyana. Aunque algunos escépticos prefieren creer que tenía una madre y un padre real, conociendo lo fantástica que es el resto de la historia de su vida, yo prefiero creer en lo primero; ya que a mi mente auto-acondicionada le gustan los milagros y la magia. De acuerdo con algunas fuentes, Guru Padmasambhava nació cuatro años después del parinirvana de Buda Shakyamuni. Otras fuentes afirman que nació mucho más tarde, en algún momento durante el siglo octavo. En cualquier caso, la mayoría de los budistas están de acuerdo en que nació en el décimo día del sexto mes del año del mono de fuego. Por eso, el festival Tsechu de Guru Rinpoche se celebra en el décimo día del primer mes de cada Año Nuevo del Mono.

El reino al cual pertenecía el pueblo de Rawalsar fue llamado Reino de Zahor, y el nombre de su rey fue Tsuk Lak Dzin. Este necesitaba un hijo, pero cuando la reina dio a luz a una niña, a pesar de las numerosas señales milagrosas de una lluvia de flores y una música celestial oída por todas las personas del reino, el rey no estaba satisfecho porque necesitaba un heredero varón.

La princesa creció muy rápidamente y a la edad de trece años ya era una hermosa mujer totalmente desarrollada. Muchos reyes y príncipes de los alrededores le hicieron propuestas matrimoniales; pero el rey pensó que como era su única hija, sería peligroso dejar que se casara con un príncipe y tener a todos los demás como enemigos. Siguiendo el consejo de sus ministros, el rey le preguntó a la princesa con qué príncipe querría casarse. Ella, aterrorizada, le pidió misericordia porque lo único que deseaba era ser monja practicante del Dharma. Su padre se negó diciéndole que no había posibilidad que una practicante mujer pudiera alcanzar la realización en una sola vida; por lo cual, debía encontrar un esposo adecuado. En su desesperación, la princesa decidió huir del palacio. Se rasguñó la cara hasta que le salio sangre, se cortó el pelo y se puso ropa sucia. Sus padres enviaron un equipo de búsqueda y luego de encontrarla, decidieron concederle su deseo de ser monja, dejando que ella y sus quinientas criadas se ordenaran como monjas.

Mientras tanto, Guru Padmasambhava – el gran maestro de Uddiyana- había visto que había una anfitriona adecuada para sus enseñanzas. Por eso, decidió encontrarse con la monja princesa. Al verlo, la princesa y las quinientas monjas le expresaron su respeto ofreciéndole regalos. La princesa -al darse cuenta que era su maestro ´raíz´- le pidió que le diera enseñanzas. Desafortunadamente, un pastor de vacas que observó la escena, asumió que Guru Padmasambhava era su amante. Tan pronto como el rey y la reina fueron informados, se dirigieron a ver a su hija. Al llegar, encontraron la puerta cerrada de su cuarto y -al escuchar una voz masculina- confirmaron sus dudas. Entonces, arrestaron a su hija, la arrojaron a una cárcel adentro de un pozo y decidieron quemar vivo a su maestro.

Kuwa Rani, la prisión de Mandarava

Estatua en Kuwa Rani

El rey hizo que sus sirvientes prepararan gran cantidad de madera y aceite y- poniendo en el medio a Guru Padmasambhava- le prendieron fuego. El fuego ardió durante una semana completa. Se dice que el cielo se cubrió de humo negro. Al ver que el humo no se desvanecía, se dieron cuenta de que algo andaba mal. Asi vieron a Guru Rinpoche sentado de manera relajada en un loto gigante, flotando en el medio de un lago, rodeado de luces arco iris y de cientos de dakinis que le cantaban alabanzas. Al haberse integrado con la naturaleza de los elementos, el fuego no pudo quemarlo, y se manifiestó como un hermoso lago con un anillo de fuego que continúa ardiendo a su alrededor.

Súbitamente, tanto el rey como todos los presentes, al sentir una fe muy poderosa se arrepintieron de sus acciones negativas hacia tal ser iluminado. El rey – postrándose ante el guru – le ofreció sus vestiduras reales y ornamentos. Luego, al llevarlo al palacio lo hizo sentar en el trono real ataviado como rey. También decidió que su hija, la princesa Mandarava, fuera liberada de la fosa en la que había estado retenida durante una semana. La princesa se negó a salir, diciendo que no tenía deseos de dejar su cárcel. Finalmente, aceptó hacerlo luego que el rey, la reina y sus ministros le pidieran perdón y le solicitaran que regresara al palacio.

El rey ofreció a Guru Padmasambhava su reino entero y todas sus riquezas, y le pidió que permaneciera en Zahor brindando enseñanzas para el beneficio de todos los seres de su reino. Se dice que el gran Guru de Urgyen aceptó quedarse y permaneció allí durante mucho tiempo.

Las cuevas Tso Pema  

En los 1300 años que siguieron a estos sucesos, muchos maestros, practicantes y laicos han visitado Tso Pema y practicado allí. Como resultado de esto, existen monasterios, templos, cuevas sagradas y lugares especiales en Tso Pema y en Mandi, la antigua capital del reino de Zahor.

Personalmente, yo prefiero los lugares tranquilos y solitarios; por eso describiré las cuevas y los sitios adecuados para la práctica personal.

El lago -en sí mismo- es sagrado y es considerado como objeto de culto como una Stupa. Por eso, es posible ver a cientos de personas caminando en sentido horario alrededor del lago haciendo postraciones o realizando prácticas en sus orillas.

Un poco después de la entrada al lago – yendo en sentido horario- del lado derecho hay una Tara auto-manifestada creciendo desde una roca dentro de un pequeño altar. No pude ver la forma precisa de la deidad, pero –definitivamente- hay una sílaba Tam en el medio.

En un cierto punto del ‘korwa’, (paseo alrededor del lago), en el lado oeste se puede llegar a una de las cuevas de Mandarava. Es necesario obtener el permiso de una monja mayor ( encargada del lugar sagrado), si uno quiere hacer práctica en su interior. En general, ella siempre está dispuesta a darlo.

Alrededor del lago hay dos monasterios de dos maestros importantes: en el lado este, el monasterio de Ontrul Rinpoche, importante maestro del Drukpa Kagyu. En el lado oeste, está el monasterio Nyingma de Wangdor Rinpoche, quien también construyó recientemente y por encima del lago, la gigantesca estatua de Guru Padmasambhava, desde la cual se puede ver todo Tso Pema.

Hay escaleras que suben desde el lago. Pasando la estatua de Guru Rinpoche, las escaleras te llevan directamente a la entrada de la cueva- ciudad, o del centro de retiro construido alrededor de las tres cuevas sagradas de Guru Padmasambhava y de la Dakini Mandarava. Yendo a pie, se puede llegar en 45 minutos hasta la cima de la montaña.

Cvetco y Tanita encima de las cuevas

Cueva principal de Guru Rinpoche

Yendo por las escaleras blancas y girando hacia la derecha, aproximadamente a 50 metros, está la primera cueva. Es la primera puerta que está antes de los altares y de los cuartos de los practicantes. En general, siempre hay alguien para mostrarle a uno el camino. Allí, se encuentra la cueva principal con una gran estatua de Guru Rinpoche y una más pequeña por detrás que tiene una estatua de la Dakini Mandarava.

Por encima de estas dos, hay una choza construída sobre la cueva secreta de Padmasambhava. Es un lugar fabuloso para practicar. “Cueva sagrada” quiere decir que seres iluminados que practicaron en ellas las potenciaron. A través de los años, algunos importantes Tertons descubrieron tesoros y enseñanzas ocultas dentro de estas cuevas. Se dice que algunas aún están por ser descubiertas en la cueva secreta de Padmasambhava, donde es posible ver una extraña formación circular rocosa en la pared del lado izquierdo, apenas uno entra. 

Cvetco y la huella de Padmasambhava

Desde allí se puede ir hacia arriba y pasar a través de la colina de lungtas donde los peregrinos cuelgan sus banderas de oración y queman incienso. Yendo hacia el otro lado de la cima de la colina hay una escalera de mármol blanco que conduce a una pequeña choza. Desde allí, se puede ver la huella de Padmasambhava en una roca a dos metros del suelo. Puede parecer extraño para los escépticos, pero -si uno la examina- podrá ver que hay algo raro en ella. A mi me pareció real, a pesar de ser bastante grande. Este es un excelente lugar para hacer prácticas. Algunos dicen que más adelante hay una impresión de una cara en una roca, aunque –francamente- yo no estoy muy convencido de que sea algo auténtico. No obstante, si quieren verlo, basta con preguntar y alguien les explicará cómo encontrarla.

Mandi fue la primera gran ciudad y antigua capital del reino de Zahor. Allí, hay tres lugares importantes de peregrinación. El primero es el foso- prisión donde Mandarava fue retenida durante una semana que fue llamado Kuwa Rani en la lengua local. No se lo ve como antes ya que fue restaurado por la población local. Para ellos, este lugar es un templo muy importante y un lugar muy especial, incluso en la actualidad.

La cueva de Tilopa está por debajo del primer puente, entre la prisión de Mandarava y el camino por el cual llegan los omnibuses a Mandi desde el oeste. Tilopa, un increíble maestro y gran practicante, fue un Mahasidha hindú muy famoso por haber sido el maestro de Naropa. Este último fue maestro de Marpa, el Traductor. Marpa es famoso por haber sido el maestro ´raíz´ del gran santo Milarepa. Una de las cuevas donde practicó Tilopa está en Mandi, bajo el viejo puente, a orillas de un río más grande. En realidad, éste es un lugar sin contaminar donde se puede hacer práctica ya no van muchos turistas. A pocos metros de distancia está la cueva donde Naropa se quedó para poder estar cerca de su maestro y así recibir sus enseñanzas.

En Mandi, el tercer lugar que se puede visitar es Tarna Mandir, donde Guru Rinpoche dio enseñanzas después de los acontecimientos de Tso Pema. Es un parque muy agradable sobre la colina del pueblo.

Paisaje

Paisaje

Este es un resúmen de los lugares más importantes de Tso Pema y Mandi; pero hay otros sitios más. Siendo honesto, si un supremo practicante pudo potenciar las cuevas, transformando el fuego en lago y convertiendo a todo un país al budismo, yo creo que toda la zona donde estuvo es un excelente lugar para practicar, hacer retiros o simplemente, para relajarse en la belleza natural del asombroso paisaje y la naturaleza de los sub-Himalayas.

¡ E Ma Ho!

Por: Cvetco Jovanovic

Traducido por : Paula Casanova