Diez Años de Dzamling Gar

Una entrevista con los tres organizadores principales

Urara Taoka, Timo Moss, Lourdes Velaochaga

 

El Espejo: ¿Pueden contarnos cómo surgió la idea de esta maravillosa celebración de los 10 años de Dzamling Gar?

El concepto para la celebración de los 10 años de Dzamling Gar se originó de una visión en conjunto dentro de la comunidad internacional para honrar una década de experiencias significativas. Esta visión está enraizada profundamente en las enseñanzas y los deseos de nuestro precioso Maestro acerca de este Gar, y también expresa gratitud y respeto por las Islas Canarias: su cultura y tradiciones. La celebración busca abrazar el multiculturalismo a través de la danza, la música y diversas expresiones que consideramos cruciales para el bienestar y la evolución de la humanidad. La idea pasó por discusiones colaborativa, lluvia de ideas creativas y un compromiso del corazón para crear un evento que reflejara la esencia y el espíritu de nuestra comunidad. Más allá de conmemorar un aniversario significativo, la celebración aspira cultivar la colaboración, la alegría y un profundo sentido de gratitud entre los participantes, las Islas Canarias y, por supuesto, nuestro Precioso Maestro

El Espejo: ¿Cuáles fueron los puntos principales con los que partieron al comienzo de la planificación?

Dos puntos claves emergieron temprano en el proceso de planificación:

2 de diciembre: Integración y Respeto Cultural:

El énfasis de este día era promover la integración y mostrar respeto por la comunidad local y la cultura canaria. La planificación apuntó a asegurar que la celebración no solo reconociera la belleza del ambiente sino también estuviera activamente comprometida y honrara la riqueza cultural de las Islas Canarias. Esto tomó en cuenta la incorporación de tradiciones y ropas tradicionales, conjuntamente con esfuerzos colaborativos con la comunidad

 

3 de diciembre – Colaboración como Gar Global:

Los eventos programados para el 3 de diciembre se enfocaron primariamente en promover la colaboración dentro de la comunidad internacional y los miembros del Gakyil de cada Gar globalmente. La intención era crear un sentido de integración y propósito compartidos entre las diversas culturas alrededor del mundo, alentando la colaboración, el apoyo y la apertura. Este núcleo de colaboración buscó fortalecer las conexiones entre los diferentes Gars, mejorando la red global y los esfuerzos colectivos hacia una visión común.

 

El Espejo: ¿Cómo surgieron los equipos que utilizaron y cómo fue el desglose de los equipos.?

Formamos varios pequeños equipos para manejar distintos aspectos del proyecto. El equipo de programación fue el responsable de la planificación de la programación del evento, el equipo de diseño gráfico y comunicaciones manejó las visuales y los mensajes, y el equipo de relaciones con los invitados e invitaciones manejó las interacciones y las invitaciones. También tuvimos un dedicado equipo de aperitivos que se focalizó en la experiencia culinaria, un equipo para la webcast, uno para los medios visuales y uno equipo de dirección de arte y diseño para el evento.

Luego, el equipo comenzaba la colaboración con diversos individuos e instituciones para el Día de Experiencia del 3 de diciembre. La fase preparatoria involucró numerosos intercambios de e-mails y llamadas por Zoom para dar el puntapié inicial a las actividades remotas.

Como resultado, la iniciativa culminó en la formación de 12 equipos diferentes. Más de 80 karmayoga participaron activamente y contribuyeron al éxito en su conjunto del evento.

El Espejo: ¿Puede hablarnos un poco acerca del proceso concreto que utilizaron y la forma en que se organizaron para maximizar esfuerzos?

Comenzamos el Proyecto siete meses antes, reconociendo la significativa cantidad de trabajo requerida para completarlo con un equipo inicial limitado. En julio, establecimos a grandes rasgos la dirección del proyecto, pero llevó unos meses conectar con los miembros del Gakyil de cada Gar. Este retraso no se debió a falta de deseo de colaborar, sino más bien porque estaban ocupados con otros asuntos locales, y muchos no usaban el e-mail oficial, haciendo difícil la comunicación. Lo mismo ocurrió cuando contactamos a los grupos de danza, arte y medios del pueblo. Afortunadamente, in todos los casos, encontramos maneras de hacer la comunicación más ágil y efectiva, y todo cayó en su lugar.

El Espejo:¿Disfrutaron el proceso? ¿Cuáles fueron las alegrías y los desafíos?

Absolutamente. Estamos realmente contentos con todo el proceso y felices de compartir nuestras experiencias, desafíos y alegrías.

Empecemos con los desafíos, de los que podríamos hablar infinitamente, siempre con una sonrisa en nuestra cara. Para nosotros fue una experiencia única usar todo el lugar para un evento como un Gar Casa, y tomó mucho esfuerzo explicar los lineamientos a grandes rasgos del proyecto y asegurarnos de que todos los entendieran.

Hicimos todos los esfuerzos que puedan imaginar, desde usar micrófonos para explicar el evento después de la Ganapuja muchas veces, creando y compartiendo videos en WhatsApp, posteando anuncios en el listado de mails de Dzamling Gar y Norbunet, buscando cooperación del IDC y enviando anuncios a todos los miembros de la IDC. A pesar de nuestros mejores esfuerzos, la comunicación demostró ser un desafío considerable, y entendimos que esta es una manifestación de la carga de información y la proliferación de canales de comunicación hoy.

Por el otro lado, encontrar soluciones más que engancharnos en discusiones a través del proceso, en distintos niveles y sobre motivos diferentes, ha sido una experiencia valiosa de aprendizaje. Escuchar y aprender a hacer un compromiso para encontrar la mejor solución, tomando en cuenta el resultado final del evento, ha sido esencial. Nos hemos dado cuenta que la calidad del evento yace en los detalles y aprender a tomar decisiones como equipo, que lo convierte en una experiencia verdaderamente única.

Volviendo a la comunicación por e-medios, no fue hasta tres días antes del evento que los miembros de Dzamling Gar realmente entendieron el programa completo.

Sin embargo, una vez que se logró la comprensión, nuestro pequeño equipo mágicamente se transformó en una fuerza ponderosa. Rinpoche muchas veces destaca la importancia de la comunicación, reconociendo su dificultad, especialmente en una comunidad tan internacional como lo es Dzamling Gar, donde la barrera del lenguaje agrega una capa extra de complejidad. Y, por supuesto, enfrentando el desafío de trabajar con nuestros propios egos individuales. Cuando nos sentimos cansados, nuestra tolerancia por los errores de los otros puede disminuir, llevándonos a volvernos a la defensiva. Esto, a su vez, puede incrementar los conflictos, especialmente cuando existen diferencias de opinión.

Varios años atrás, se recibió consejo valioso de un muy respetado ex practicante: “Especialmente en los tiempos de dificultad, lucha por ser amable con otros. Aún cuando los errores ocurren, es importante tratarlos con amabilidad y compasión”.

¡Y ahora, la gran alegría! Ver las caras felices de todos nuestros invitados y miembros que asistieron nos trajo una alegría inmensa.

Estaban auténticamente inmersos en la música, las actuaciones, nuestra hospitalidad, la comida exquisita y la atmósfera única de Dzamling Gar. Con sincera esperanza, confiamos que hemos realizado conexiones significativas que durarán a través del tiempo, como hilos delicados de memoria que se tejen ellos mismos en la tela de nuestras memorias compartidas como una comunidad de hermanos y hermanas vajra.

 

El Espejo: ¿Cómo se manejaron con los gastos? ¿La gente ayudó financieramente? ¿Cómo hicieron la colecta de fondos?

El apoyo financiero de nuestros miembros jugó un rol crucial en hacer que este evento sea posible. Es interesante saber que comenzamos con un presupuesto de cero, y es gracioso notar que no sólo necesitábamos juntar fondos sino también logar tener éxito al hacerlo.

Organizamos cuatro cenas de viernes con presentando cocina ucraniana/georgiana, comida japonesa, un concierto de música, y más, juntando un total de 7000 euros. Además, tuvimos la fortuna de recibir donaciones generosas que sumaron un total de 1500 euros. Adeje City Hall jugó un rol vital proveyendo un colectivo para 50 bailarines y músicos.

Los fondos que juntamos cubrieron con éxito todos los gastos. Todo desde el comienzo hasta el final fue muy especial y todas las circunstancias se manifestaron mágicamente. Es digno de mencionar que el proceso entero se basó en el concepto de Karmayoga. Simplemente cubrimos los costos de traslado para los colaboradores y los productos, junto con los gastos de comida. Este resultado exitoso fue verdaderamente un esfuerzo colaborativo alimentado por una dedicación compartida y energía positiva.

El Espejo: La celebración fue muy bien y salió muy profesional. ¿Tienen algún consejo para otros centros de la comunidad acerca de cómo llevar adelante celebraciones como esta?

Si tienen la buena suerte suficiente de encontrar un profesional deseoso de hacer karma yoga, sería muy beneficioso confiar y empoderarlos para llevar adelante sus responsabilidades de manera efectiva. Además, teniendo un presupuesto, eliminar la necesidad de ser responsable de recaudar fondos además de organizar, haría la experiencia un poco más fácil. Por otro lado, tener un gerente de comunicación, un individuo versátil para cumplir el rol, o idealmente, un equipo que incluya alguien capaz de manejar las plataformas de redes sociales y crear un archivo visual, puede mejorar mucho la coordinación y los esfuerzos.

El Espejo: Por favor, digan libremente lo que fue la experiencia para cada uno de ustedes de llevar adelante tan gran empresa.

Aprendimos perspectivas valiosas de organizadores de eventos profesionales. A pesar de su tamaño aparente, esta empresa es esencialmente una acumulación de pequeñas piezas. Achicar las tareas en piezas manejables y completarlas una a una es la clave; no hay “magia”. Esta aproximación permite que la gente se haga cargo fácilmente de tareas más pequeñas. Sin embargo, la colaboración exitosa requiere preparación y una plataforma sólida; no es conducente confiar solamente en la colaboración espontánea. Muchas veces, la gente desea ayudar, pero pude no saber cómo. El grupo de Karmayoga demostró ser efectivo en este aspecto.

Finalmente, y quizás lo más importante, fue una experiencia increíble de trabajo colaborativo con todos los Gares y entidades, manifestando la función del Gar Global. Gracias a la colaboración, compromiso y hacer lo mejor que pudimos, fuimos capaces de llevar adelante este primer evento significativo con éxito con muchas caras felices. La energía inspiradora de colaboración del Maestro, guardianes y sus enseñanzas fueron la fuerza motriz que nos permitió superar desafíos y crear momentos memorables llenos de experiencia. Estos momentos se convertirán en lecciones valiosas para futuros proyectos y eventos públicos. Agradecemos la confianza y el apoyo de cada uno, tanto en la línea de frente como en la retaguardia. Cada uno ha sido una parte clave de esta maquinaria. Esperamos continuar colaborando en futuros proyectos y eventos en Dzamling Gar.

Urara,Timo and :Lourdes (de izquierda a derecha)

Crédito: Y Petrova

Traducido por Anita García